Forcex es un eraizador orgánico para plantas con fósforo.

ENRAIZADOR ORGÁNICO PARA PLANTAS CON FÓSFORO

El fósforo forma parte de la composición de muchas proteínas y enzimas. También de los ácidos  nucleicos portadores de la información genética (ADN y ARN) y de las moléculas ADP y ATP, encargadas del almacenamiento y transporte de la energía necesaria para el metabolismo de la planta.

El síntoma más notorio y generalizado de la carencia de fósforo en los cultivos es el retraso en su desarrollo. Esto es así ya que el fósforo genera un efecto directo e imprescindible en el enraizamiento.

Las plantas, como es bien sabido, absorben por vía radicular agua y nutrientes. Pero dicha absorción no sólo depende de la extensión del sistema radicular, sino también de la densidad y regeneración de los pelos absorbentes.

En muchas especies, las raíces se convierten en órganos de reserva, cruciales para la brotación tras la parada invernal. En las raíces, además, se sintetizan fitohormonas fundamentales para la regulación del metabolismo vegetal. Se trata de procesos tan críticos como la división y elongación celular, la fructificación, el control estomático o la senescencia.

El desarrollo radicular determina, pues, la productividad de los cultivos y la calidad de las cosechas.

Las plantas absorben por vía radicular el fósforo principalmente como ion difosfato (HPO4 2-) o ion monofosfato (H2PO4 ) en un rango de pH de la solución del suelo comprendido entre 5 y 9. Así, con pH superior a 7,2 prevalece la forma difosfato y, en cambio, con pH inferior a 7,2 lo hace el monofosfato. Conviene señalar que, asimismo, el fósforo precipita al reaccionar con el carbonato cálcico presente en los suelos alcalinos y con los compuestos de hierro y aluminio en los suelos ácidos: lo que restringe los movimientos del fósforo aplicado al suelo. Se ha observado, por otro lado, que los aportes de fertilizantes amoniacales a suelos alcalinos optimizan la absorción del fósforo. Esto se debe a que la absorción de amonio acidifica el pH de la rizosfera, mientras que la de nitratos aumenta su pH.

FORCEX ECO

Dado el protagonismo del fósforo en todos los procesos energéticos de la planta, su carencia o indisponibilidad resultan determinantes durante todo el ciclo del cultivo. Sobre todo, en la fase de enraizamiento y en las etapas de floración y fructificación.

FORCEX es una combinación de ácidos orgánicos (extractos húmicos) y nutrientes cuya  finalidad es inducir la emisión de raíces y fortalecer su desarrollo.

Su equilibrada composición (14% de P2O5 y 2,5% de NH4 +) permite lograr efectos evidentes en cualquier fase del ciclo, cuando la generación de nuevas raíces sea insuficiente debido a la temperatura, humedad, salinidad, condición nutricional, enfermedades, etc.

Aplicado tras la siembra y en postrasplante, favorece un mejor establecimiento y mayor homogeneidad en el desarrollo de las plantas, así como una rápida recuperación. Cuando se aplica durante el desarrollo, propicia una alta densidad de raíces que repercute directamente sobre la mejora de las diferentes fases del ciclo: floración, cuajado y desarrollo de frutos.