En los últimos quince años se ha producido un gran desarrollo del mango Osteen en el sur peninsular, alcanzando una superficie aproximada de 5.000 ha, entre la costa de Málaga y Granada. Convirtiéndose así en la segunda especie cultivada con más relevancia económica tras el aguacate.

En Ecoforce hemos trabajado en una plantación de mango variedad Osteen de cinco años de edad, una de las más cultivadas en la península, ocupando un 80 % del área plantada. Gracias al amplio abanico de productos que disponemos en la actualidad, hemos conseguido realizar un plan nutricional perfectamente equilibrado. Además de una combinación de tratamientos eficaces frente a posibles plagas o enfermedades.

Todo esto nos ha dado como resultado una plantación de mango Osteen jóvenes y sanos. Estos han conseguido un crecimiento homogéneo, tanto estructuralmente como a nivel de fruto, obteniendo un calibre y viraje de color igualado.

Además de ello, se han conseguido aumentar los grados brix de los frutos, consiguiendo así adelantar el periodo de recolección aportando un valor añadido a la cosecha. Como resultado final se estima una producción de entre 40 y 45 toneladas de mango por hectárea, repercutiendo en  grandes beneficios sobre el agricultor.

Entre los productos utilizados encontramos: como materia orgánica la FRUTEL·LA N8, como tratamiento de engorde el COTA-ECO y como tratamientos para mantener la sanidad vegetal el COPPER-BAC y el FORCE-CITRUS.